sábado, enero 18, 2014

YO NO SOY AVESTRUZ




    Enero de 2014, nuevo año. Los nubarrones negros continúan en nuestro "cielo enfermero", nos aprietan las tuercas los servicios de salud, el paro sube y sube, los compañeros tienen que irse fuera si quieren trabajar... me duelen los hombros de tirar de maletín, cosa de la que no me quejo ya que soy afortunada al tener trabajo.

    Y entre todo este desolador panorama, no encontramos apoyo en ningún lado. Las dichosas élites enfermeras se miran el ombligo y firman entre ellas pactos, dejando al margen a otras partes que también son enfermeras.

    Una noche me suena un aviso, la alerta de google sobre "enfermería" y me encuentro leyendo un artículo de "El Mundo" en el que se informa que la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Dirección General de la Policía (nada más y nada menos) ha entregado un informe al juez en el que dicen "Máximo Antonio González Jurado, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados de Enfermería de España, «utiliza fondos de la institución para costearse viajes de placer que nada tienen que ver con su cargo» en la organización". Así, a bocajarro... que tienen las facturas de suites, champanes y flores. Que se ha ido a Ginebra y a Cuba. 

    Desde el CGE publican un comunicado en el que dicen que el de Ginebra lo ha pagado el CIE, adjuntan un documento en el que así se indica. En primer lugar, ¿están diciendo que la UDEF ha metido la pata?, lo siguiente que se me ocurre es: aún en el caso de que lo pagase todo el CIE, ¿es necesario alojarse en una suite, beber champán y oler rosas?... yo creo que NO. Cuando en tu país la enfermería que dices representar lo esta pasando MUY MAL. Cuando el paro asfixía. Hay que tener austeridad. 
    Sobre el viaje a Cuba a entregar ayuda a ese país, coloca unos documentos del siglo pasado. Queriendo con ello justificar los viajes, me quedo alucinada. Osea, me voy a un país a llevar ayuda y solidaridad... pero me alojo en un hotelazo de muerte y viajo en business. O yo soy muy gilipollas o aquí las cosas no me encajan. Y hay que seguir tragando.

    En la redes sociales, la cosa tiene repercusión. Hay iniciativas como la de #VigiliaPorEnfermeria, tuiteos y retuiteos por todos lados. Sólo otro medio de comunicación se hace eco Prnoticias (desde aqui mi agradecimiento enfermero), publica varias entregas, extremadamente recomendables, con datos sobre el tema. Datos que si la dichosa Florence levantase la cabeza... se volvía a morir directamente. 
    Se publican notas de prensa del Foro de la Profesión Enfermera, AME en la que se pide que se retire a este señor hasta que esto se aclare. Pero la mayoría de los colegios provinciales no dicen ni mú. Son ellos los que en la Asamblea eligen al Presidente. Nos representan a los enfermeros, ellos son los que ahora debieran pedir explicaciones sin necesidad de que les pinchemos los de trincheras. Impera el silencio en los coes y los enfermeros seguimos tragando.

    Lógicamente yo no quiero un presidente que invite a mariscadas en Navidad a la prensa, que viaje en primera, que esté en todos los saraos... quiero un enfermero (me da igual si señor o señora) que sepa lo que es comerte todos los contratos de mierda que te dan hasta que logras ir mejorando, que haya sufrido en sus propias carnes los turnos, los festivos, las Navidades sin familia cuidando a otros. Que conozca las necesidades de las jóvenes tituladas, de las veteranas y de las venerables. Que sea PROFESIONAL ENFERMERO, no profesional presidente... que es muy distinto. 

    Siempre son otros los que nos hacen las carteleras, nos examinan, nos dicen que tenemos que hacer cursitos porque no tenemos conocimientos, firman entre ellos históricos acuerdos, ponen en boca del país a la enfermería y no para engrandecimiento de la profesión. 

    Y ahora que hacemos, ¿quién nos cuida a nosotros?¿qué hará el juez Ruz?¿qué harán los otros Presidentes?. 
    Pero sobre todo me pregunto:

¿Hasta cuando los enfermeros vamos a seguir escondiendo la cabeza como avestruces?


    Yo no soy avestruz, no miro para otro lado. Y espero contagiar a muchos compañeros, para que entre todos limpiemos nuestra casa. QUE ES NUESTRA, no se olviden los "otros".

11 comentarios:

Patricia dijo...

Impresionante escrito. Tienes toda la razon del mundo, se rien de nosotros como quieren y no nos movemos. Seguimos sin esa conciencia de profesion que tanto trabajo ha costado conseguir. Ojala algun dia seamos todos que capaces de echarnos a la calle a defender lo que es nuestro y se den cuenta todos de que tenemos voz

Juan F. Hernández Yáñez dijo...

Amén. Le(s) veremo(s)arratrado(s) por el lodo. SOlo es cuestión de tiempo, Mamen.

KIMAKI dijo...

En nuestra mano esta. Eso es lo triste, nuestra inmovilidad y desconocimiento es su fuerza. Volvamos a los colegios. Que nos representen!
Gracias por pasar.

KIMAKI dijo...

Y el día que se haga justicia, brindaremos juntos por el futuro!

Anónimo dijo...

Fenomenal el articulo ,cuantas cosas hay así que no llegan al ciudadano.

Anónimo dijo...

Fenomenal el articulo, cuantas cosas hay así que no llegan al ciudadano.

KIMAKI dijo...

No llegan ni a los propios enfermeros...

MONICA LOPEZ VENTOSO dijo...

"La palabra latina “collegium” es el origen etimológico de la española colegio, de “com” que se traduce como con, y “leg” que es elegir, siendo entonces su significado el de grupo de personas que se eligen para trabajar juntas."

Yo os he elegido, enfermeros, para trabajar a vuestro lado, NOSOTROS somos el COLEGIO, cada UNO de nosotros, y no esa panda de incompetentes escudados tras una mesa de despacho creyendose intocables y opinando sobre temas de los que hace años no tienen ni idea.
Hagamos ruido compañeros, la mecha está prendida... verás cuando les explote.
#6000enfermeras #VigiliaporlaEnfermería
Enhorabuena por tu post. :*

KIMAKI dijo...

Estupendo comentario. Nosotros somos la enfermería.
Muchas gracias.

Lola Montalvo dijo...

A los de los colegios se les olvida que ellos son nosotros, es decir, que la imagen que den por ahí es la nuestra... Me parece vergonzoso ciertas actitudes y comportamientos. Y ahora entiendo lo de la colegiación obligatoria... aaaayyyy pillines, que nos querían exprimir y seguir a lo grande!!!
Ah, y quizá no viene a cuento, pero la amistad/adscripción política a algunos se les huele tanto como la falta de higiene/desodorantes... y eso tampoco se puede tolerar. Se supone que los colegios deberían ser apolíticos.

KIMAKI dijo...

Eso es, olvidan que la imagen que dan es la que queda para el resto de enfermeros.
Y la política, por supuesto que fuera.
Gracias Lola!